Sobre cómo revisar un texto de ficción

La revisión ofrece la última oportunidad de pulir un texto para que se acerque lo más posible a la perfección. Para facilitarlo he compilado durante años una serie de notas que suelo seguir cuando trabajo con una de mis narraciones.

Preparación

  • Deja que tu manuscrito descanse durante unas dos o hasta cuatro semanas. No leas ni una de sus páginas. Necesitas que tu cerebro vuelva a enfrentarlo como por primera vez.

Durante una lectura entera

  • General
    • Si alguna escena te hace querer saltártela para llegar a las “partes buenas”, considera si la narración la necesita de verdad. ¿Puedes desmantelarla y repartir sus elementos necesarios a otras escenas? Si debe quedarse, ¿cómo la mejorarías?
    • Si te apetece saltarte algún párrafo, márcalo como problemático. Suele significar que la prosa es lenta y/o contiene descripción, exposición o digresiones innecesarias.
    • ¿Qué partes molestarían a un lector falto de entusiasmo?
  • Alternativas
    • Prueba a leer las escenas en el orden opuesto, desde la última a la primera.

Tras una lectura entera

  • General
    • ¿Te enorgullecería presentar la narración al mundo tal como está? ¿Por qué no? Intenta corregir esos aspectos.
    • Repasa el tratamiento de la narración por si has dejado líneas argumentales sin resolver o si alguno de tus personajes es superfluo o insuficiente.
    • ¿Se te ocurre alguna manera de enriquecer a los personajes y de eliminar complicaciones innecesarias de la trama?
    • Haz una lista de los que te han parecido los diez mejores momentos.
    • Puntúa del 1 al 10 los siguientes elementos de la narración:
      • El concepto
      • La premisa (el objetivo del protagonista)
      • La tensión dramática (el conflicto)
      • La experiencia visceral que ofrece al lector
      • La caracterización
      • La empatía que el lector puede llegar a sentir
      • El peso y la resonancia temáticas
      • La estructura
      • El ritmo
      • La ejecución de las escenas
      • La voz del escritor
  • Personajes
    • Piensa en cuándo revelas el trasfondo de cada personaje, la explicación sobre qué eventos de su pasado influyen sus acciones en el presente. ¿Puedes revelarlo después? Cuanto más lo atrases, más querrá el lector conocerlo.

Durante cada escena

  • General
    • Intenta eliminar las frases que introduzcan al lector en la escena o lo saquen de ella.
    • Asegúrate de que ningún elemento rompa la ilusión para el lector de que está inmerso en otra vida.
    • Analiza todos los detalles que incluyes. ¿Tendrán alguna consecuencia o nos ofrecen algún conocimiento que el lector necesita para entender lo que pasa?
    • ¿Cada párrafo importa? ¿Contribuye a, complica o elabora el problema sobre el que la escena trata?
    • Busca el trasfondo de los personajes que has incluido. Si no avanza la trama, elimina las referencias.
    • ¿Has descartado todo lo que nos distraería de lo que el protagonista necesita enfrentar para solucionar su problema?
  • Prosa
    • Justifica la presencia de cada adverbio y adjetivo. Intenta eliminarlos con verbos fuertes y sustantivos sólidos.
    • Caza los clichés y elimínalos o reemplázalos.
    • ¿Es cada palabra la apropiada y efectiva?
  • Exposición
    • Asegúrate de que no das al protagonista o a la audiencia alguna información que no haya exigido conocer.
  • Interés
    • Intenta identificar las partes aburridas. ¿Puedes eliminarlas? Si se quedan, asegúrate de que tengan relación con o afecten el objetivo del protagonista.

Primera frase de la narración

  • General
    • ¿Presenta la temática?
    • ¿Introduce algún personaje importante?
    • ¿Establece algún escenario?
    • ¿Qué promete al lector?
  • Prosa
    • Condénsala a su versión más corta y precisa.
    • ¿Puedes hacerla memorable, quizá por su valor poético o su cadencia?
    • ¿Presenta alguna imagen vívida?
    • ¿Da la impresión de que el escritor es competente?
    • ¿Establece de alguna manera la voz del escritor?
  • Trama
    • ¿Puede concentrar la esencia o hasta el conflicto central de la narración?
    • ¿Puede de alguna manera resumir la narración?
  • Sorpresa
    • ¿Cómo conseguirías que sorprendiese o espabilara al lector? ¿Contiene algo inusual?
    • ¿Puede ser tan absurda que enganche al lector para que siga leyendo?
  • Tensión
    • ¿Puede introducir un conflicto que interesaría a los lectores?
    • ¿Podría intrigar?
    • ¿Tiene poder dramático?
    • ¿Cómo genera una sensación de urgencia?
  • Sutileza
    • ¿Puedes escribirla de manera que sólo adquiera su sentido completo durante una segunda lectura?

Primer párrafo

  • ¿Cuánta emoción incluye?
  • ¿Puedes incluir alguna imagen que capture la narración?

Primera página

  • General
    • Júzgala por sus propios méritos.
    • ¿Puedes incluir alguna imagen que establecerá el tono del resto?
    • ¿Cómo da la impresión de que el escritor es competente?
    • Ponte en la piel de un extraño que leyera esta página por primera vez. ¿Qué sugiere sobre el resto de la narrativa?
  • Trama
    • ¿Cómo te aseguras de que la trama ya haya arrancado?
    • ¿Cómo estableces al menos una pregunta dramática, algo que intrigará a los lectores para que sigan leyendo?
    • ¿Pasa algo que afecte al protagonista y que abra un resquicio al resto de la narración?
    • ¿Cómo prepara al lector para lo que se avecina?
    • ¿Puedes incluir algún giro en la trama?
  • Tensión
    • ¿Cómo estableces algún peligro?
  • Interés
    • ¿Puede intrigar al lector para que quiera leer el resto?
    • ¿Cómo te aseguras de que no aburra?
    • ¿Cuál o cuáles de sus elementos involucrarían las emociones del lector, y cuál se trataría la emoción principal?

Primeras cinco páginas

  • Cuentas con unos quince o veinte segundos para intrigar lo suficiente a un lector para que compre tu libro. Asegúrate de estas cinco páginas impresionen al lector.
  • ¿Cómo sugieren el resto de la trama y por qué le importaría al protagonista?

Primeras diez páginas

  • General
    • Juzga lo buenas que son.
    • Juzga la calidad de la prosa. Asegúrate de que brille.
    • ¿Cómo sugieren a quién pertenece esta historia y qué se juega?
    • Considera qué aspecto del concepto vendería la narración, y asegúrate de que pase en este periodo.
  • Interés
    • Imagina que se tratan de los diez primeros minutos de una película. ¿Te habrían aburrido, haciendo que te preguntaras por qué te importaría esta gente y cuándo va a empezar la historia?
    • ¿Cómo has enganchado al lector antes de que estas diez páginas acaben?

Tras cada cinco páginas

  • ¿Por qué querría el lector seguir leyendo? ¿Estas cinco páginas lo aburrirían? ¿Cómo lo evitarías?

Primeros capítulos

  • Piensa en cómo podrías atrasar toda la exposición y el trasfondo de los personajes que contienen.

Saltos de capítulo

  • ¿Puedes introducir un conflicto nuevo para evitar que el lector cierre el libro?
  • ¿Puedes rematar el capítulo estableciendo otra pregunta dramática, o sugiriendo que responderás una anterior?
  • Piensa en lo que ha pasado durante este capítulo. ¿Todo lo que contiene contribuye a la narración?

Últimas diez páginas

  • ¿Cómo impresionarían al lector?

Progresión

  • Identifica las principales cimas emocionales de la trama. ¿Sientes un desequilibrio? ¿Has incluido demasiadas cimas al final y pocas al principio, o viceversa?
  • ¿Seguro que la tensión que el segundo acto de la narración contiene progresa?
  • ¿Has detectado algún punto argumental que dañe el ritmo de la narración? Intenta eliminarlo.

Áreas problemáticas

  • Trata cada problema como un principio de cáncer.

Estilo

  • Asegúrate de que has escrito los títulos de los libros, cuadros, etc. con cursiva.
  • Busca en el diccionario de la RAE si algunos latinismos o extranjerismos debes escribirlos con cursiva.
  • Asegúrate de que los días de la semana y los meses empiezan con minúscula.

Prosa

  • Busca las construcciones en negativo e intenta convertirlas en positivo.
  • Sustituye las construcciones como “se preguntó qué quiso decir ella” por “¿qué quiso decir ella?”.
  • Intenta sustituir las atribuciones como “dijo” por alguna acción o emoción que aclare quién hablará, pero no hace falta eliminarlas todas.
  • Busca todas las instancias de la palabra “ojos” y piensa en maneras de caracterizar a los personajes que prescindan del movimiento de los ojos.
  • Intenta sustituir todas las instancias en las que cuentas a los lectores como es un personaje (por ejemplo, diciendo que el protagonista es valiente) por una demostración. Si los lectores experimentan ese aspecto del personaje, sobra que se lo digas. Peor aún cuando lo dicho del personaje contradice sus acciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s